Saltar al contenido
ALPHAPEDIA

SIGNIFICADO DE APOLO: Dios Olímpico del Sol y la Luz

Apolo es el dios olímpico del sol y la luz, la música y la poesía, la curación y las plagas, la profecía y el conocimiento, el orden y la belleza, el tiro con arco y la agricultura. Una encarnación del ideal helénico de la kalokagathia, él es la armonía, la razón y la moderación personificadas, una mezcla perfecta de superioridad física y virtud moral. Una deidad compleja que aparece en el arte y la literatura posiblemente tan a menudo como el mismo Zeus. Apolo es el único dios mayor que aparece con el mismo nombre en la mitología griega y romana.

El origen del nombre Apolo todavía no se entiende bien. Muchos griegos parecen haber supuesto que significa “destructor”, pero ésta fue sólo una de las muchas sugerencias (“redentor”, “purificador”, “ensamblador”, “pedregoso”). Los eruditos modernos no están de acuerdo con la mayoría de ellos, y la mayoría relaciona el nombre de Apolo con la palabra griega apella, que significa “redil de ovejas”, y que puede sugerir que Apolo era originalmente un mero protector de los rebaños y manadas.

Sin embargo, con el tiempo, evolucionó hasta convertirse en un dios multifacético adorado en toda Grecia como el desnudo clásico masculino perfectamente desarrollado, el kouros. Sin barba y de constitución atlética, a menudo se le representa con una corona de laurel en la cabeza y un arco y una flecha o una lira y una púa en las manos. El trípode de sacrificio -representando sus poderes proféticos- era otro atributo común de Apolo, al igual que pocos animales vinculados con el dios en varios mitos: lobo, delfín, pitón, ratón, ciervo, cisne.

Apolo es el hijo de Zeus y Leto. Como una de las numerosas amantes de Zeus, su madre sufrió la ira de Hera, que envió al dragón Pitón para perseguir a Leto por todas las tierras y le prohibió dar a luz en cualquier lugar de la tierra.

Alimentado exclusivamente con néctar y ambrosía, en sólo cuatro días Apolo se hizo fuerte y hambriento de venganza. Así que se fue de inmediato a Parnaso, donde vivía Pitón, e hirió al monstruo con sus flechas. Pitón logró escapar y refugiarse en el antiguo santuario de Gaea en Delfos. Apolo se enfureció tanto que se atrevió a violar la santidad del lugar al mancharlo con la sangre de Pitón. Zeus ordenó a Apolo que se limpiara, después de lo cual regresó a Delfos y reclamó el santuario a su nombre.

Después de estos acontecimientos, Delos y Delfos se convirtieron en lugares sagrados para la adoración de Zeus, Leto, Artemisa y, especialmente, Apolo. La Suma Sacerdotisa Pythia presidió el Templo de Apolo en Delfos, sirviendo como su enigmático oráculo.

Temas Relacionados

Otros Temas de Interés en ALFAPEDIA

Imagen del Signficado de Apolo